RESUMEN DE 40 NOCHES

enero 20, 2014

 

Con esa idea fija

con que te he estado esperando,

se va a romper de un tirón

la postración de estas sábanas.

Recorreré nervioso

tus laberintos que ya conozco

cual bestia rabiosa

de sangre y de tu boca.

La promesa es de insomnio,

de carne y de fuerza.

Esta vez no traigo palabras gentiles

en los bolsillos.

Vengo con otras húmedas, groseras;

con una bocanada de semen.

Con nombres que no son el tuyo:

hoy te voy a llamar pajarito y puta.

Qué digo puta.

¡GLORIOSA PUTA!

Y te voy a besar a la mitad de tu cuerpo,

en el vórtice preciso donde acaba el tiempo

y nace mi locura.

Cuidado.

Te advierto.

Esta es mi declaración de amor y guerra.

Una amenaza de sudor y músculo.

Otro día seré inofensivo.

Hoy traigo afiladas las uñas y los dientes;

la carne tensa

Y el alma rebelada.

 

dime cuál es el hueco de mi almohada,
que no tiene apoyada tu cabeza.

Jorge Luis Borges

 

Perdona que lo diga así, de esta manera:

 

Es que no sé que hay tan tuyo

que transforma mis señales,

pero estos días largos se entierran

y las ansias de ti me recorren el cuerpo,

disfrazadas de fantasmas.

 

No quieras ver todo este tiempo

Como se derrama;

Mejor regresa pronto

Que hay urgencias en mi almohada.

 

Algo que me trajo el Mar

octubre 23, 2013

No sé si a mí mismo, a Mar, a la ética, a las reglas que rigen la orden de los blogueros y dictan: sialguienledaunpremioatublogantesquenadaagradéceleluegodiquenotelomerecesenunaburrido

actodefalsamodestiarespondeoncepreguntasseleccionasieteblogsmásycondénalosaresponderonce

preguntasmásiasíyasíhastaelinfinito. En verdad no me importan estas reglas. Pero es una deuda.

Impuntual, como de costumbre, llego. Ya una vez Dessjuest, a quien tanto admiro, premió este blog. Aquello me sorprendió tanto. Aquel  Logoferoz, tan joven y con premio. Ahora se lo agradezco como no alcancé a hacer en aquel momento. Y ahora otro, esta vez de Mar premiándolo nuevamente. No voy a seleccionar nuevos blogs para premiar. Y no es por antipático (o tal vez si, honrando la condición de soez, con la cual ya he sido galardonado), sino que quizás no va conmigo. Además por qué renunciar a tantos que no caben en “los once”. Mejor lo dejo así, tanta solemnidad me aturde.

Este, aunque no lo parezca, es el más entrañable agradecimiento a mis dos lectores más fieles. A mis dos blogs de cabecera.

Extremaunción

octubre 2, 2013

No voy a morir por ti.

Ni sueñes jugar apostándolo todo

a la última baraja.

No creas que me voy a enterrar

al  final de un:

no hay otro día.

Ni que me vas a asesinar

impúdicamente, frente a las risas

grotescas,

de los que se sentaron

a observar el espectáculo.

No pretendas que me quede

sin el tiempo, que por definición

no alcanza.

Mi final lo voy a proteger

con garras y mordiscos,

con vida y con muerte.

 

No voy a morir por ti,

hay demasiadas cosas

que te debo todavía.

Mas te presto mi vida,

con tal de que no me la devuelvas.

A mitad de las palabras

agosto 22, 2013

 

Quedo a mitad de las palabras

Porque algunas me las llevo hasta la muerte.

 

Por las mañanas,

una mujer entre sábanas me acariciará con sus olores el despertar

Y niños traviesos correrán de sus juegos a toda mi existencia.

Escribiré versos, queriendo jugar el juego de los poetas.

Y hablaré de cosas que yo sólo conozco,

de esa mujer de mis mañanas,

De los colores de los gestos,

Y del oficio de pintar gatos en cualquier rincón de la libreta.

 

Dirán, los otros, los que todo lo observan desde la acera del frente,

Que está la obra acabada.

El poema final de la mitad de mis palabras.

 

s/t

julio 31, 2013

Bien, sólo dejo la imagen, no tengo mucho más que decir. Si quieren digan ustedes.

 

Martí

Hablando de Pizarnik

junio 14, 2013

 

Creo que el amor era entonces

como aquellas capitulares:

un poco de versos con dibujos,

de trazos con alma y alma a los versos.

Distante a un trazo.

Distante a un abrazo,

de otro poema de Pizarnik.

La muerte del gato

abril 15, 2013

The cat / sat / on the mat

El club de los poetas muertos

 

Porque cuando el gato muere

Nadie sabe los secretos

Que se lleva entre sus garras.

Ni los nombres que ya no se escuchan en sus maullidos.

El gato cuando muere arranca pedazos de vida:

La vida que prometí cuidar.

Mastica y escupe los trozos en los tejados

Donde no pueden alcanzarse.

Deja abiertas heridas tercas, infectas.

El gato ataca, muerde y luego se arrepiente.

Pide perdón.

No se puede perdonar al gato. Declaro su sentencia de muerte.

Mato.

El gato se resigna a la muerte.

Muere. Y no deja sanar al displicente.

 

Fayad Jamís
 
Con tantos palos que te dio la vida
y aún sigues dándole a la vida sueños.
Eres un loco que jamás se cansa
de abrir ventanas y sembrar luceros.
Con tantos palos que te dio la noche,
tanta crueldad, frío y tanto miedo.
Eres un loco de mirada triste
que sólo sabe amar con todo el pecho,
fabricar papalotes y poemas y otras patrañas
que se lleva el viento.
Eres un simple hombre alucinado,
entre calles, talleres y recuerdos.
Eres un pobre loco de esperanzas
que siente como nace un mundo nuevo.
Con tantos palos que te dio la vida
y no te cansas de decir ”te quiero”.
 
 

Hedonismo

marzo 7, 2013

Un giro para descubrir sus nalgas dormidas, desnudas, perdidas en la lujuria que nos dejaron las sábanas:

Estas son las

Colinas donde

Nacen y mueren

Todos mis placeres